Pida cita: +34 960 70 70 44
Login
Obstetricia y uroginecología

Fisioterapia obstétrica y uroginecológica

La Fisioterapia obstétrica y uroginecológica es una especialidad que tiene como objetivo principal abordar las disfunciones del suelo pélvico.

Este tipo de disfunciones pueden deberse a diferentes factores de riesgo cómo embarazos, procesos oncológicos, enfermedades degenerativas, hipertensión arterial, sobrepeso, etc. en los que la musculatura del suelo pélvico puede debilitarse, tensarse o sufrir algún tipo de lesión que altere el funcionamiento de los órganos pélvicos. Este tipo de patologías afectan de forma importante a las personas que las padecen, estando científicamente demostrado  que la Fisioterapia mediante su tratamiento conservador puede ayudar a mejorarlas.

Según la valoración inicial realizada en cada caso, se emplean técnicas conservadoras como terapia manual, masaje perineal, ejercicios del suelo pélvico, gimnasia hipopresiva, técnicas comportamentales, biofeedback, electroestimulación, etc.

La Fisioterapia obstétrica y uroginecológica podrá estar indicada en los siguientes casos:

Embarazo y preparación al parto:

Durante el embarazo el suelo pélvico de la mujer está sometido a una mayor tensión , además el tratamiento mediante masaje perineal , Epi-no, nos ayudará a tener un suelo pélvico más flexible y fuerte y además una mayor conciencia de la mujer de su periné, lo que favorecerá el proceso del parto.

Recuperación Postparto:

Tras el parto es fundamental comenzar a recuperar el tono de la musculatura de forma progresiva tanto abdominal como del periné, previniendo las pérdidas de orina. Se trabajarán también las cicatrices de la episiotomía para prevenir las molestias que pueden ocasionar y molestias en las relaciones sexuales.

Disfunciones sexuales:

Entre ellas encontramos el vaginismo que es la dificultad de llevar a cabo el coito debido a una contracción lo que impide la penetración. La dispaurenia  aparece cuando las relaciones sexuales existen pero son dolorosas. El objetivo será mejorar  la elasticidad y flexibilidad de la musculatura y tratar las cicatrices, todo ello con un enfoque biopsicosocial del problema.

Incontinencia urinaria

Según la Sociedad Internacional de Incontinencia (ICS),  se define la Incontinencia Urinaria como la pérdida involuntaria de orina objetivamente demostrada, que constituye un problema social e higiénico para la persona afecta, además de describirse teniendo en cuenta aspectos como la frecuencia, gravedad, factores desencadenantes, impacto social y afectación de la higiene y calidad de vida. Dentro de esta definición encontramos tres tipos diferentes:

- Incontinencia de Esfuerzo: La pérdida de orina se desencadena en la realizaciónación de un esfuerzo como toser, estornudar o coger peso o durante la realización de un deporte de impacto como aeróbic o correr.

- Incontinencia de Urgencia. La pérdida de orina , viene desencadenada or un fuerte deseo de orinar con una importante urgencia.

- Incontinencia Mixta. Es una combinación de los dos tipos definidos anteriormente.

Disfunciones ano-rectales:

En ocasiones un bajo tono de la musculatura perineal y anal ocasiona la aparición de incontinencias por heces y gases. El embarazo, parto, el estreñimiento, y cirugías entre otros pueden favorecer la aparición de estas disfunciones. El tratamiento se basará en mejorar la conciencia en cuanto a la contracción, mejorar la musculatura y los hábitos defecatorios.

Dolor pélvico crónico.

El dolor crónico viene definido como aquel que persiste más de 6 meses. A pesar de que, en numerosas ocasiones, se intentan atribuir los síntomas dolorosos a causas orgánicas específicas, no es fácil clasificar de manera simple las causas del dolor pélvico crónico. Puede llegar a resultar muy incapacitante para la mujer y es por eso que hay que ser minuciosos a la hora de diagnosticarlo e indicar el tratamiento idóneo en cada caso y teniendo muy en cuenta el estado biopsicosocial de cada persona.

Mediante la fisioterapia podemos ayudarte a superar este tipo de problemas.

Prolapsos viscerales:

Los prolapsos son la caída o descenso de las vísceras que están alojadas en nuestra pelvis debido a una debilidad de los elementos de sostén en este caso de la muscultura del suelo pélvico. Dentro de los prolapsos encontramos tres tipos:

  • Prolapso uterino o histerocele
  • Prolapso vesical o Cistocele
  • Prolapso rectal o rectocele

El tratamiento consistirá en trabajar la musculatura abdominal y perineal para reducir el prolapso.

© All rights reserved
La web de la Clínica Jesús Rubio utiliza cookies para brindarle una mejor experiencia como usuario. Si continúa visitando nuestra página, asumimos que está de acuerdo con ello. Leer más...